Suscríbete a consigue 10% de descuento en tu primera compra! - Envíos a toda España

Tener plantas es una de las actividades más hermosas que hay. Cuando las cuidas bien te regalan colores y flores con las que te alegran el día. Hay muchas opciones de plantas que necesitan poca agua que son perfectas para principiantes y personas que tienen poco tiempo. En este articulo encontraras todas las variedades que requieren de pocos cuidados y sobretodo que son fáciles de cuidar.

1. Kentia

Es una de las palmeras más decorativas debidos al porte que le otorgan sus largas y finas hojas arqueadas. Es una planta que ocupa mucho espacio por lo que solo es apta para lugares amplios donde sus hojas puedan arquearse sin sufrir rozamientos. Sin duda es una planta que necesita poca agua y se lleva muy bien con la sequía, el exceso de humedad en la tierra origina manchas de las hojas pérdida de color puntas secas e incluso la muerte de la palmera. Al igual que el resto de plantas de interior deben aumentarse los riegos en verano favoreciendo el crecimiento de nuevas hojas y en invierno reduciremos los riegos evitando la aparición de daños en las hojas.

2. Suculentas

Las suculentas son plantas que siempre contienen una buena cantidad de agua en su interior que les permite superar periodos de sequías y calores extremos. Por un lado tienen ciertas partes como las hojas o los tallos que almacenan agua, y por otro lado reduce la transpiración para poder retenerla mejor. La particularidad de poder recoger la humedad con las hojas de forma tan efectiva es la que permite que muchas de las especies de este tipo sean aéreas, es decir que crezcan suspendidas en el aire o en lugares sin apenas tierra. Es por eso que el exceso de riego es una de las principales razones por las que estas plantas mueren en el hogar.

3. Palmera enana

Se trata de una palmera que alcanza una altura máxima de 5 metros generalmente su tronco es de no más de un metro de altura. Tiene un crecimiento lento y suelen florecer en verano. En jardines mediterráneos o tropicales crece como ejemplar aislado o en grupos. Esta es una de las plantas que necesitan poca agua, que puedes poner en el exterior. Es ornamental y resiste muy bien a las sequías. Se adapta a diferentes tipos de suelos siempre bien drenados aunque prefiere tierras ligeras y ricas en materia orgánica. Se multiplica por semillas y puede germinar en unos 50 días. 

4. Espatifilo

El Espatifilio tiene una gran capacidad de eliminar los contaminantes que se acumulan en nuestro hogar y además es una planta que absorbe la humedad. Destacan por su elegancia, floración y resistencia por lo que lo convierte en una planta de interior obligatoria en todos los hogares. La mata está compuesta por una serie de hojas de tamaño medio y color verde intenso brillante y del peso lo que une la hoja con la base de la roseta emergen durante todo el año las hermosas flores blancas en forma de espada. Esta planta solo tendrás que regarla cuando veas que la tierra está seca o una o dos veces a la semana.

5. Sansevieria

Es una de las plantas que mejoran el aire de la casa y se caracterizan por tener unas hojas listadas y veteadas. Una planta muy habitual tanto en jardines como en el interior de los hogares o decorando espacios públicos, esto es debido a que se propagan muy fácilmente. Es originaria de Africa y Asia, y pertenece a la familia de las liliceae. Como tiene las hojas grandes y gruesas en ella acumula el agua que necesita, por lo que los riegos son muy de vez en cuando. En los meses más fríos tiene que estar ubicado en un lugar con bastante luz y no necesitará tanta agua por lo general con un riego al mes será suficiente.

6. Pothos

Una de las plantas de interior más populares y fáciles de cuidar. Esta enredadera que tanto vemos en las casas, pertenece a la familia araceae. En cuanto a su origen es una planta nativa del sur este asiático concretamente de Malasia, Indonesia y también de nueva guinea. De hoja perenne con forma de corazón, puede alcanzar una altura máxima de hasta 20 metros. Además el Potho es una planta que purifica el aire, por lo que ayuda a acabar con sustancias nocivas en casa. Requiere muy poca agua y solo cuando veas que la tierra está seca, normalmente si le da mucha luz.

7. Buganvilla

Es una majestuosa planta con flor, que con la llegada de los meses cálidos comienza a regalarnos su imponente belleza. Estas plantas necesitan poca agua y no solo tendrás una planta trepadora sino que te alegrará con su hermoso colorido. Si bien durante el invierno, lo ideal es que se riegue con agua de lluvia o que la dejemos en reposo, durante el verano no será excesivamente exigente. Bastará con un riego semanal si esta planta la tenemos plantada directamente en el jardín y un par de riegos semanales si está en una maceta. Para los riegos es muy recomendable evitar mojar las hojas y concentrarnos sólo en hidratar sus raíces.

7. Ficus

Los Ficus son plantas de origen tropical, por lo que necesitan un entorno cálido para crecer felices. Una buena temperatura para ellos es entre 16 y 20 grados centígrados. También necesitan espacios luminosos sin que les dé el sol de forma directa, aunque dentro de casa no crecen en exceso aunque en su entorno natural pueden alcanzar varios metros de altura. El riesgo debe ser más de una vez al mes. En el caso de los bonsáis, cuando tenga tierra seca o lo recomendado es dos veces al mes.

8. Violeta Africana

Es una planta que se caracteriza por una roseta de hojas redondeadas y de cuyo centro aparecen los racimos repletos de flor. La floración surge indistintamente durante todo el año. Tras la floración se podan los tallos marchitos. Podemos multiplicar las violetas africanas realizando esquejes de hoja. En cuanto a riego es una de las plantas que no tendrás que regar por arriba, sino con un platito por abajo. Necesita un riego moderados, siempre cuando veas que la tierra está seca.

9. Anémonas

Está comprendida de un tubérculo que lo convierte en una planta bastante fuerte cuando echa sus raíces en la tierra. Los tallos son bastante alargados y les permite poder soportar varias flores. Las hojas tienen cortes bastante finos y su flor es bastante vistosa. Se puede encontrar con distintos colores, hay de color azul, rojo, blanco rosado y morado, también puede encontrarse en color amarillo aunque son las menos comunes. En cuanto al riego, necesita muy poquito solo cuando se vea que está seca y cuando se riega se tiene que dejar que empape perfectamente hasta la raíz.

10. Campanillas

Es originaria del norte de Italia y la explicación de su nombre se encuentra en sus flores con esta forma de campana con cinco coronas lobuladas. Las hojas por su parte son pequeñas de forma de corazón y color verde. Necesita muy poca energía para crecer rápidamente por eso es recomendable colocarla en una maceta lo suficientemente grande, que con el cuidado adecuado se convertirá en poco tiempo en una planta colgante o trepadora de tamaño impresionante. Los cuidados que requiere son sencillos, basta con mantener la tierra húmeda con un riego cuando sea necesario pero con cuidado de no encharcar la tierra.

¡Comparte este articulo con tus amigos!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Pinterest
Deja una respuesta

Carrito de la compra 0
image/svg+xml

No tienes ningún producto en tu carrito

Seguir comprando