Philodendron: Guía de Cuidados completa

Los filodendros son una de las plantas de interior más populares debido a sus atractivas hojas y facilidad de cuidado. Estas plantas tropicales pertenecen a un género con más de 700 especies, cada una con sus características distintivas y requerimientos de cuidado específicos. Desde especies que trepan hasta aquellas con un crecimiento más arbustivo, los filodendros pueden adaptarse a diferentes ambientes y condiciones de iluminación, aunque prefieren situaciones de luz indirecta y temperaturas cálidas.

El cuidado del filodendron involucra consideraciones importantes en cuanto al riego, el sustrato y la humedad ambiental. Un riego adecuado es crucial; se debe permitir que la parte superior del suelo se seque entre riegos para evitar el exceso de agua. También son plantas que se benefician de la fertilización periódica y un sustrato que facilite un buen drenaje y aireación de las raíces. La propagación y reproducción generalmente se realizan a través de esquejes, permitiendo a los entusiastas de las plantas compartir y disfrutar de nuevas variedades.

Philodendron

Philodendron cuidados : Todo lo que necesitas saber

Principales características de esta planta

  • Los filodendros son versátiles y estéticamente atractivos, ideales para decoración interior.
  • Requieren atención en riego y sustrato para evitar problemas comunes.
  • La reproducción mediante esquejes facilita la obtención de nuevas plantas.

Tipos de Philodendron

Los filodendros son una diversa gama de plantas que varían en forma, tamaño y color, siendo una opción popular para los entusiastas de las plantas de interior. Nos centraremos en algunas variedades notables que destacan por su apariencia y popularidad.

Philodendron Hederaceum

Este tipo también conocido como Philodendron de hoja de corazón, es apreciado por su follaje verde y brillante en forma de corazón. En su variedad ‘Brasil’, encontramos una atractiva variegación de rayas amarillas o limón en sus hojas.

Philodendron Bipinnatifidum

Conocido comúnmente como Philodendron Selloum o lacy tree philodendron, esta planta perenne luce hojas grandes y profundamente divididas. Requiere espacio para crecer, pues puede alcanzar una gran envergadura.

Philodendron Erubescens

El Philodendron Erubescens, reconocido por su nombre común Blushing Philodendron, destaca por sus tallos rojizos y grandes hojas verdes. Dentro de esta especie, la variedad ‘Pink Princess’ exhibe una variegación en tonos de rosa muy buscada por los coleccionistas.

Philodendron Black Cardinal

El Philodendron Black Cardinal tiene hojas que emergen en un tono verde-bronce y luego maduran a un color verde oscuro casi negro, lo cual le da un perfil dramático y elegante.

Philodendron Pink Princess

El Philodendron Pink Princess es una de las variedades más codiciadas. Sus hojas muestran una distintiva variegación rosa sobre un fondo verde oscuro, que puede variar de una hoja a otra.

Philodendron Xanadu

El Philodendron Xanadu, a veces referido como Philodendron Hope, se caracteriza por sus hojas compactas, verdes y lobuladas. Su porte bajo y ancho hace que sea una excelente opción para áreas de interior.

Folidendro

Cuidados Generales del Philodendron

Reconocemos que el cuidado adecuado del Philodendron garantiza su belleza y vigor. Estas plantas tropicales requieren atención enfocada en riego, luz, temperatura y humedad.

Riego

El riego óptimo para los Philodendrons depende de su ambiente. En general, regamos cuando la capa superior del sustrato está seca al tacto, evitando el exceso de agua para no saturar las raíces. Durante el invierno, reducimos la frecuencia de riego ya que la planta entra en un periodo de descanso.

  • Frecuencia: 1 vez por semana (ajustar según clima)
  • Indicador: Sustrato seco al toque en la parte superior
  • Prevención: Evitar encharcamiento para prevenir raíces podridas

Luz

Las Philodendrons prefieren sitios con luz indirecta brillante, aunque toleran niveles más bajos de luz. La luz solar directa puede dañar sus hojas, así que colocamos las plantas lejos de la exposición directa al sol.

  • Ideal: Luz indirecta brillante
  • Aceptable: Luz indirecta de baja intensidad
  • Evitar: Luz solar directa que puede quemar el follaje

Temperatura

Sobre la temperatura, los Philodendrons prosperan en un rango de 16°C a 24°C. Evitamos la exposición a corrientes de aire y cambios bruscos de temperatura que pueden estresar a la planta.

  • Rango ideal: 16°C – 24°C
  • Precaución: Proteger de corrientes de aire frío y caliente

Humedad

Por último, la humedad adecuada es crucial. Somos originarios de climas tropicales por lo que la alta humedad nos beneficia, rondando entre un 60 y 80%. Para aumentar la humedad, podemos utilizar humidificadores o bandejas con guijarros y agua cerca de la planta.

  • Nivel ideal: 60% – 80%
  • Métodos: Humidificadores o bandejas con guijarros y agua
Philodendro cuidados

Propagación y Reproducción

La propagación del Philodendron es un proceso sencillo que podemos realizar en casa. Uno de los métodos más comunes es la propagación por esquejes. Basta seleccionar un esqueje que tenga al menos un nodo de hoja y cortarlo por debajo del mismo con una herramienta esterilizada.

Aquí está el procedimiento paso a paso:

  1. Preparación del Esqueje:

    • Identifica un nodo de hoja sano.
    • Corta justo por debajo del nodo con unas tijeras limpias y afiladas.
  2. Enraizamiento:

    • Puedes optar por enraizar el esqueje en agua o en sustrato húmedo.
    • Si eliges agua, cambia el agua cada pocos días.
    • Si prefieres sustrato, mantenlo húmedo pero no saturado.

Problemas Comunes

Cuando cuidamos de los filodendros, es crucial estar atentos a ciertas adversidades. Nos vamos a enfocar en las más comunes: la raíz podrida, las plagas y la toxicidad.

Raíz Podrida

La raíz podrida es un desafío significativo para los filodendros. Este problema suele originarse por un exceso de riego. Reconocemos el problema al observar hojas amarillentas y un crecimiento estancado. Si encontramos que las raíces están negras y tienen un olor desagradable, actuar rápido es primordial.

  • Pasos a seguir:
    1. Remover la planta del sustrato.
    2. Cortar las partes afectadas.
    3. Transplantar a sustrato fresco y evitar el riego en exceso.

Plagas

Las plagas pueden afectar sustancialmente a nuestros filodendros. Los síntomas comunes incluyen manchas en las hojas o un aspecto debilitado de la planta. Las cochinillas, ácaros y pulgones son invasores usuales.

  • Control:
    • Inspeccionar las hojas regularmente.
    • Aplicar jabón insecticida o aceites naturales como métodos de control ecológico.

Toxicidad

Los filodendros poseen toxicidad tanto para las mascotas como para los humanos debido a la presencia de cristales de oxalato de calcio. En caso de ingestión, pueden causar irritación en la boca y el tracto digestivo.

  • Precauciones:
    • Mantener la planta fuera del alcance de niños y mascotas.
    • En caso de ingestión, buscar asistencia médica o veterinaria rápidamente.

A person fertilizing and caring for a philodendron plant, with various types of philodendron and watering the plant

Fertilización y Abonado

Para mantener nuestros filodendros saludables y promover su crecimiento, es fundamental ofrecerles una fertilización adecuada. Los filodendros se benefician de un fertilizante líquido equilibrado, lo que implica que debe tener una proporción pareja de nitrógeno, fósforo y potasio. Estos elementos son esenciales para el desarrollo foliar, la salud de las raíces y la floración.

Recomendamos aplicar el fertilizante cada quince días durante la temporada de crecimiento, es decir, en primavera y verano. Durante el otoño, es adecuado disminuir la frecuencia de fertilización.

Aquí presentamos una guía simple para la fertilización:

  • Primavera/Verano: Fertilizante mineral líquido equilibrado(20-20-20) cada 15 días.
  • Otoño: Abono orgánico al sustrato, un par de veces, sin excedernos.

Es importante diluir el fertilizante líquido según las instrucciones del producto para evitar la sobrefertilización, que podría dañar las plantas. Recordemos que menos es más; es preferible pecar por defecto que por exceso.

Abonado: Cuando hablamos de abonar, nos referimos a enriquecer el suelo con materia orgánica. Esto contribuye a la salud general de la planta y mejora la estructura del suelo. Un compost de calidad o humus de lombriz puede ser utilizado ocasionalmente para este fin.

Filodendro cuidados

Poda y Formación

Al cuidar nuestros filodendros, es importante considerar la poda y formación de la planta como una parte esencial de su mantenimiento. La poda no solo ayuda a controlar el tamaño y la forma de la planta, sino que también estimula un crecimiento saludable y una mayor densidad de follaje.

Cuándo y Cómo Podar:

  • Identificación: Antes de podar, observamos la planta cuidadosamente. Si las hojas y tallos lucen saludables, posponemos la poda.
  • Necesidad: Procedemos a podar si encontramos partes dañadas, decoloradas o muertas, para prevenir cualquier posible enfermedad.
  • Herramienta: Empleamos tijeras de podar desinfectadas para evitar la transmisión de patógenos.

Técnicas de Poda:

  • Poda de limpieza: Removemos hojas secas o amarillentas.
  • Poda de formación: Damos forma a la planta y controlamos su tamaño, realizándola preferentemente durante el periodo de crecimiento activo.

Frecuencia de Poda:

  • Primavera – Verano: Es el mejor momento para la poda formativa, aprovechando la etapa de crecimiento.
  • Otoño – Invierno: Reducimos la frecuencia de poda, enfocándonos más en la limpieza.

Selección del Sustrato

Cuando nos ocupamos del cultivo de philodendrons, escoger el sustrato adecuado es crucial para su desarrollo y salud. El sustrato ideal debe poseer una alta capacidad de drenaje para evitar el encharcamiento y la consiguiente pudrición de las raíces.

 

Para asegurarnos de que el sustrato tenga una buena aireación y capacidad de drenaje, recomendamos una mezcla que contenga los siguientes componentes:

  • Turba: aporta ligereza y retiene la humedad necesaria.
  • Perlita o arena gruesa: incrementan el drenaje, evitando el exceso de agua.

A continuación, presentamos una tabla con la proporción sugerida de materiales para un sustrato eficaz:

Material Proporción
Turba 50%
Perlita/arena 30%
Tierra abonada 20%

Es recomendable verificar la humedad del sustrato antes de regar, ya que los philodendrons prefieren que este se seque ligeramente entre riegos. Siempre es mejor optar por la precaución y evitar la humedad excesiva, que podría traer problemas de saturación y enfermedades fúngicas.

Además, es oportuno comentar que no todos los tipos de philodendron tendrán idénticos requerimientos de sustrato, pero la regla general de un sustrato bien drenante es aplicable a la mayoría de las variantes. Adapta las proporciones según la especie específica y sus necesidades particulares. Manteniéndonos dentro de estos parámetros, favoreceremos un crecimiento saludable y vigoroso de nuestra planta.

Aspectos Estéticos

Cuando hablamos de filodendros, es indiscutible que su atractivo visual reside en la diversidad de sus hojas, tanto en tamaño como en colores y patrones. Exploraremos detalladamente dos características sobresalientes que realzan la belleza de estas plantas: las variedades con variegación y los filodendros de hojas grandes.

Variedades con Variegación

Los filodendros variegados son admirados por sus patrones únicos de coloración. Cada hoja se viste con un diseño distinto que puede incluir líneas blancas delicadas conocidas como «white pinstripes». Un claro ejemplo de esta variegación la encontramos en variedades con hojas de color verde intenso que presentan estampados en verde lima o incluso blanco. Estos patrones no solo añaden un carácter ornamental a la planta, sino que también reflejan la singularidad de cada ejemplar.

  • Filodendron ‘Brasil’: muestra una variegación de tonalidades verdes vibrantes.
  • Filodendron ‘White Knight’: posee variegación blanca y verde que puede aparecer de forma sectorial o marginal en sus hojas.

Philodendron de Hojas Grandes

Los filodendros que presentan hojas de mayor tamaño son impresionantes y pueden convertirse en el punto focal de un espacio interior. Nos referimos a esas especies con hojas de gran envergadura que pueden alcanzar un amplio margen de tamaño, llegando a ser verdaderos ejemplares de planta de hoja grande. La característica de las hojas de color verde profundo es común en estas variedades, otorgando una presencia majestuosa y una textura densa.

  • Philodendron xanadu: destacado por sus hojas verdes amplias con bordes ondulados.
  • Philodendron giganteum: verdaderamente representativo de su nombre gracias a su tamaño excepcional.

Conclusión

En este artículo, hemos explorado diversos aspectos de los filodendros, resaltando sus cuidados básicos, los tipos más comunes, y las prácticas de riego óptimas. Los filodendros son plantas que enriquecen nuestros espacios, no solo por su belleza estética sino también por su capacidad de purificar el aire.

Tips de Cuidados

  • Ubicación: Buscamos una iluminación adecuada, evitando la luz solar directa.
  • Riego: Moderamos el riego según la temperatura y la humedad, permitiendo que el sustrato se seque entre riegos.

Variedades

Entre las más de 480 especies, destacamos algunas:

  • Philodendron Xanadu: Hojas grandes y onduladas.

Riego

  • Clima cálido: Aumentamos la frecuencia del riego.
  • Clima templado: Limitamos a una vez por semana.
  • Clima frío: Reducimos la frecuencia para evitar el exceso de humedad.

Nuestra intención ha sido ofrecer una guía confiable y precisa para que cualquier persona pueda integrar estas plantas en su vida, asegurando su correcto crecimiento y mantenimiento. Siguiendo nuestros consejos, los filodendros pueden ser aliados ideales en la decoración de interiores y en la creación de ambientes más saludables y armoniosos.

Preguntas Frecuentes

En esta sección, abordamos algunas de las consultas más comunes sobre el cuidado y mantenimiento de los Philodendron, una planta de interior muy apreciada por su belleza y versatilidad.

Para mantener la salud y estética de un Philodendron Birkin, es importante ofrecerle una iluminación indirecta, riego moderado para mantener la tierra húmeda pero sin encharcamiento, y temperaturas entre 16-24°C.

Existen más de 500 especies de Philodendron, principalmente divididas en trepadoras, con raíces aéreas y capacidad de crecer hacia arriba o colgar, y no trepadoras, con una estructura más erguida. Cada una presenta características únicas, como variaciones en el tamaño y color de sus hojas.

Las hojas amarillas en un Philodendron suelen ser señal de riego excesivo o insuficiente. Asegúrate de equilibrar la humedad del suelo y considera la posibilidad de mejorar el drenaje o la frecuencia de riego según sea necesario.

Para regar adecuadamente un Philodendron, hazlo cuando la capa superior del suelo esté seca al tacto. Proporciona suficiente agua hasta que comience a salir por los agujeros de drenaje del fondo de la maceta, lo que asegura una hidratación uniforme de las raíces.

Los Philodendron prosperan en lugares con luz natural indirecta y sin corrientes de aire frío. Evita la luz solar directa, que puede quemar las hojas, y considera habitaciones orientadas al este o al norte para una iluminación óptima.

Los Philodendron Pink Princess y White Princess requieren cuidados similares a otros tipos, con la particularidad de necesitar una buena luz indirecta para mantener la variegación de sus hojas. También es importante no sobrepasar con el riego y proporcionarles un suelo bien drenado.

Compartir esta publicación:
Tiempo de Lectura: 9 minutos
Tienda de plantas online
10% de descuento en tu primera compra!

Suscribete a nuestro #UrbangreenClub y recibe tu cupón de descuento para tu primera compra! 

Formulario de Suscripción

Plantas en rebajas
Ultimos post
Guías de cuidados