Envío gratuito a partir de 49,00€ (sólo válido en la península)

Cómo hacer tu propio jardín de suculentas en casa

Suculentas en casa

Como cuidar de suculentas en casa?

Si te gustaría dar vida a un rincón especial en tu hogar con un jardín lleno de color y vida, o estás buscando una opción que sea fácil de cuidar y que no requiera demasiado espacio, entonces estás en el lugar indicado! 

En este artículo, te guiaré paso a paso para que aprendas a crear tu propio jardín de suculentas en casa. Descubrirás cómo seleccionar las suculentas adecuadas, cómo preparar el sustrato perfecto, cómo mantenerlas saludables y mucho más. 

Prepárate para aprender del maravilloso mundo de las suculentas y transformar tu espacio en un oasis verde lleno de encanto y belleza.

 

Suculentas en el jardín

Selecciona las suculentas perfectas

Para crear tu jardín de suculentas el primer paso es elegir las plantas adecuadas. Existen una gran variedad de suculentas disponibles, cada una con sus formas, colores y tamaños únicos. Aquí tienes algunas opciones populares para comenzar:

  • Echeverias: Estas suculentas tienen hojas carnosas y forman rosetas compactas. Son conocidas por sus hermosos colores que van desde el verde hasta el rosa, púrpura y azul.
  •  Crasas: Las crasas son suculentas de hojas gruesas y carnosas. Puedes encontrar variedades como el aloe vera, el jade o la lengua de suegra.
  • Sedums: Los sedums son suculentas de crecimiento bajo y hojas pequeñas y carnosas. Son ideales para bordes y macetas colgantes.
  • Cactus: Si te gusta el aspecto más espinoso y peculiar, los cactus son una excelente opción. Hay muchas formas y tamaños diferentes para elegir.

Al seleccionar tus suculentas, asegúrate de considerar factores como la luz solar disponible en tu espacio, el tamaño de las plantas y su tolerancia al clima de tu área.

Prepara el sustrato ideal

El sustrato es crucial para el éxito de tus suculentas. Estas plantas necesitan un suelo bien drenado que evite el encharcamiento y permita que las raíces respiren. 

Aquí tienes una mezcla de sustrato básica para tus suculentas:

  • Mezcla 2 partes de tierra para macetas.
  •  Agrega 1 parte de arena gruesa.
  • Incorpora 1 parte de perlita para mejorar la retención de agua.

Mezcla todos los ingredientes en un recipiente grande y asegúrate de que estén bien combinados. 

Esta mezcla proporcionará un sustrato ligero y aireado para tus suculentas, permitiendo que las raíces se desarrollen correctamente.

Cuidar de las Suculentas en casa

Elige contenedores adecuados

Los contenedores en los que plantas tus suculentas también son importantes. Puedes optar por macetas de barro, cerámica, plástico o incluso crear tus propios terrarios. Asegúrate de que los recipientes tengan orificios de drenaje en la parte inferior para permitir que el exceso de agua se escurra.

Recuerda que las suculentas tienen sistemas de raíces relativamente pequeños, por lo que no necesitan mucho espacio para crecer. Sin embargo, si planeas agrupar varias suculentas en una maceta, asegúrate de que tengan suficiente espacio entre ellas para evitar el hacinamiento.

Brindar la cantidad adecuada de luz y agua

Las suculentas son conocidas por su capacidad para almacenar agua en sus hojas y tallos, lo que les permite sobrevivir en condiciones secas. Sin embargo, esto no significa que no necesiten agua en absoluto. Aquí hay algunas pautas básicas para el riego y la exposición a la luz:

  • Luz: La mayoría de las suculentas necesitan al menos 4 a 6 horas de luz solar directa al día. Coloca tus suculentas en un lugar donde puedan recibir la cantidad adecuada de luz. Si no tienes suficiente luz natural en tu hogar, considera utilizar luces de cultivo para suplementar.
  • Agua: Prefieren un riego moderado y espaciado. Permite que el sustrato se seque por completo entre riegos y evita el exceso de agua, ya que esto puede provocar pudrición de las raíces. Es mejor regarlas con menos frecuencia pero en mayor cantidad.

Recuerda observar tus suculentas y ajustar el riego según sus necesidades individuales. En épocas de crecimiento activo, es posible que necesiten más agua, mientras que en invierno pueden requerir menos.

Cuida y disfruta de tu jardín de suculentas

Una vez que hayas plantado tus suculentas en los contenedores adecuados, colocado tu jardín en un lugar soleado y establecido un programa de riego, solo queda disfrutar de tu hermoso oasis verde. 

Aquí hay algunos consejos adicionales para mantener tus suculentas saludables y felices:

  • Protege tus suculentas del frío extremo y las heladas. Si vives en una zona con inviernos duros, considera mover tus suculentas al interior durante esa época del año.
  • Inspecciona regularmente tus suculentas en busca de plagas como ácaros, cochinillas o pulgones. Si encuentras signos de infestación, toma medidas para controlarlas de manera segura y efectiva.
  • Si las hojas inferiores de tus suculentas se vuelven amarillas o secas, no te preocupes, esto es parte del ciclo de vida natural de la planta. Simplemente retirarlas con cuidado para mantener un aspecto limpio y ordenado.

Crear tu propio jardín de suculentas en casa, es una manera maravillosa de agregar belleza natural a tu espacio. Disfruta del proceso de ver crecer tus suculentas y de la paz y serenidad que traerán a tu hogar. En fin, no hay nada más satisfactorio que cuidar y admirar tu propio jardín de suculentas. 

Espero que este artículo te haya inspirado a comenzar tu aventura en el mundo de las suculentas y que disfrutes de la belleza y la tranquilidad que estas plantas pueden brindarte.

Compartir esta publicación:
Tiempo de Lectura: 4 minutos
Tienda de plantas online
10% de descuento en tu primera compra!

Suscribete a nuestro #UrbangreenClub y recibe tu cupón de descuento para tu primera compra! 

Formulario de Suscripción

Plantas en rebajas
Ultimos post
Guías de cuidados

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No tienes ningún producto en tu carrito

Seguir comprando