Tiempo de Lectura: 10 minutos

Planta de Café "Coffea Arabica": Guía completa de cuidados

La planta de café, conocida científicamente como Coffea Arabica, es un arbusto originario de Egipto y ampliamente cultivado en todo el mundo por sus sabrosos granos que se utilizan para elaborar café. Esta variedad de planta de café constituye más del 70% de la producción mundial, siendo apreciada por su sabor y aroma superior en comparación con otras variedades como la Robusta. Además, en nuestras latitudes, Coffea Arabica se ha utilizado como planta ornamental tanto en interiores como en exteriores.

Cuidar adecuadamente una planta de café no es complicado, pero requiere cierto conocimiento y atención a sus necesidades básicas como luz, riego, fertilización y control de plagas. Un cuidado adecuado garantizará una planta saludable y productiva, que nos brindará granos de café de excelente calidad para el disfrute de todos.

Planta de Café Coffea Arabica

Cuidados de la planta de Café

Características principales de la planta de Café

  • Es importante conocer las necesidades básicas de la planta de café para garantizar su crecimiento y desarrollo
  • Prestar atención a las prácticas de riego, fertilización y control de plagas asegurará la salud de la planta
  • Siguiendo estos cuidados, obtendremos granos de café de alta calidad y disfrutaremos de su cultivo en nuestro hogar o jardín.

Origen y Clasificación

Historia de Coffea Arabica

La planta de café arábica, conocida científicamente como Coffea arabica, es originaria de las tierras altas de Etiopía, en el continente africano. Desde allí, se extendió a otras partes del entorno, como Arabia, Yemen y la península de Arabia. A lo largo de los años, la expansión del cultivo de café arábica ha sido esencial para el crecimiento y desarrollo de la industria del café.

Especies y Variedades

Coffea arabica es una de las dos especies principales en la producción de café, y se considera de mayor calidad que la otra especie predominante, Coffea robusta. El café arábica representa aproximadamente el 70% de la producción mundial, mientras que el robusta abarca el 30% restante.

Hoy en día, podemos encontrar algunas variedades superiores de café arábica, que se diferencian en su sabor, aroma y resistencia a enfermedades. Algunas de estas variedades incluyen:

  • Typica: Esta es la variedad original de Coffea arabica y se considera el estándar de sabor y calidad.
  • Bourbon: Una de las variedades más antiguas, originaria de la isla de Bourbon. Es conocida por su dulzor y sabor afrutado.
  • Caturra: Una mutación de Bourbon que es resistente al frío.
  • Pacamara: Un híbrido creado en El Salvador, resultado de mezclar la variedad Pacas con Maragogipe. Ofrece un sabor y aroma intensos.

La mezcla de diferentes variedades de café arábica a menudo puede mejorar tanto el sabor como la experiencia del consumidor. Sin embargo, ya que cada planta de café es única en cuanto a sabor y características, cultivar estas plantas requiere diferentes técnicas y cuidados adecuados para asegurar una excelente calidad y sabor del producto final.

Coffea Arabica planta cuidados

Cuidados Básicos

En esta sección, discutiremos los requisitos básicos para el cuidado de la planta de café Coffea Arabica, considerando aspectos clave como la luz y la ubicación, así como la temperatura ideal.

Luz y Ubicación

Las plantas de café Coffea Arabica requieren sol filtrado o sombra ligera para un crecimiento adecuado. No prosperan bajo luz solar directa e intensa, por lo tanto, es importante proporcionarles un lugar que les ofrezca la exposición correcta a la luz. Si deseas cultivarlas en interiores, asegúrate de colocarlas cerca de una ventana que les ofrezca luz natural, pero evita la exposición directa al sol durante las horas más intensas. En exteriores, puedes ubicarlas en un área con sombra parcial o en un lugar donde reciban sol indirecto.

Temperatura Ideal

Coffea Arabica prefiere un rango de temperatura específico para su crecimiento adecuado. Durante el día, las temperaturas ideales son entre 20-27°C (70-80°F), mientras que en la noche, las temperaturas deben oscilar entre 15-18°C (60-65°F).

Además de la temperatura, la humedad también juega un papel importante en el cuidado de la planta de café. Es preferible que la humedad ambiental sea superior al 50%. Si cultivas la planta en interiores, puedes mantener la humedad adecuada rociando las hojas cada 2-3 días o colocando guijarros húmedos bajo la maceta. También es aconsejable proteger la planta contra heladas, ya que éstas pueden afectar su crecimiento y desarrollo.

Plantación y Trasplante

Selección de la Maceta

Al cultivar una planta de café (Coffea Arabica), es importante seleccionar la maceta apropiada para su crecimiento. Asegúrese de elegir una maceta que tenga suficiente capacidad para permitir el desarrollo del sistema radicular, así como el espacio necesario para la expansión del arbusto. Un tamaño de maceta recomendado es de aproximadamente 30 a 50 cm de diámetro. Además, es fundamental contar con orificios de drenaje para evitar el encharcamiento y las enfermedades relacionadas.

El Suelo Adecuado

El suelo ideal para el cultivo de la planta de café debe ser ácido, profundo y bien drenado. Este sustrato ayudará a mantener la humedad adecuada para el desarrollo de la planta. Puedes enriquecer la tierra con compost o abono orgánico para mejorar su calidad. La composición adecuada del suelo incluye:

  • 50% de tierra de jardín
  • 30% de compost o abono orgánico
  • 20% de arena para facilitar el drenaje

Trasplantar y Propagación

La propagación de la planta de café se puede realizar a través de semillas o esquejes. Si eliges usar semillas, asegúrate de seleccionar semillas de café frescas y viables. Luego de germinarlas en un vivero o en un lugar húmedo durante aproximadamente 4 semanas, las plántulas estarán listas para ser trasplantadas a las macetas. Al trasplantar las plántulas, es importante tener en cuenta la temperatura y la luminosidad adecuadas para su crecimiento óptimo.

Por otro lado, al propagar por esquejes, asegúrese de elegir esquejes sanos de plantas madres vigorosas. Al cortar el esqueje, es recomendable dejar al menos dos hojas, plantarlos en sustrato húmedo y mantener la humedad adecuada para favorecer la emisión de raíces.

Coffea Arabica planta para casa

Cuidados del Día a Día

Riego y Humedad Relativa

Por nuestra experiencia y la información proveniente de diversas fuentes, entendemos que la planta de café, Coffea arabica, necesita un riego adecuado y control de la humedad relativa. Es fundamental que la humedad ambiental supere el 50% para lo cual podemos rociar la planta cada 2-3 días o colocar una cama de guijarros húmedos bajo la maceta.

En cuanto al riego, es importante no excederse, pero tampoco dejar que la tierra se seque completamente. Una buena aproximación es regar moderadamente cada 2-3 días en épocas de calor y cada 4-5 días en épocas de frío.

  • En épocas de calor: Riego cada 2-3 días.
  • En épocas de frío: Riego cada 4-5 días.

El Proceso de Fertilización

La fertilización es otro aspecto clave en el cuidado de la planta del café. Nosotros recomendamos abonar cada 15 días con fertilizante para plantas de interior durante la primavera y el verano. Esto proporcionará los nutrientes necesarios para un crecimiento óptimo y la producción de granos de café. Es fundamental aportar nitrógeno y materia orgánica para garantizar un crecimiento saludable.

Una opción de fertilización es emplear compost o abono orgánico. Sin embargo, también se pueden utilizar fertilizantes químicos específicos para Coffea arabica que contengan nitrógeno, fósforo y potasio en proporciones adecuadas.

A continuación, ofrecemos algunas opciones de fertilizantes:

  1. Compost o abono orgánico: Aporta nitrógeno y materia orgánica.
  2. Fertilizantes químicos específicos: Contienen nitrógeno, fósforo y potasio.
Como hacer café en casa

Manejo de Plagas y Enfermedades

Prevención y Tratamiento

  • Cochinillas: Estos pequeños insectos pueden ser encontrados en las hojas y tallos de la planta del café. Para prevenir su aparición, es importante mantener un ambiente limpio y adecuado de riego. En caso de infestación, se pueden utilizar remedios caseros como una mezcla de agua, jabón y alcohol, aplicándola directamente sobre las áreas afectadas. Para casos más severos, puede ser necesario recurrir a insecticidas específicos.

Consejo: Al detectar la presencia temprana de cochinillas, es importante actuar con prontitud para evitar daños a la planta.

  • Ácaros o araña roja: Estos pequeños arácnidos se alimentan de las hojas, provocando deformaciones y reducción en su capacidad fotosintética. Para prevenirlos, se recomienda mantener una humedad adecuada y aislar las plantas infectadas lo más rápido posible. También se pueden utilizar ácaros depredadores, como Phytoseiulus persimilis, como control biológico. Si se requiere un tratamiento químico, se pueden aplicar acaricidas específicos siguiendo las indicaciones del fabricante.

Consejo: La aparición de ácaros suele aumentar en condiciones de baja humedad, por lo que mantener un ambiente húmedo puede disminuir su presencia.

Poda y Mantenimiento

Técnicas de Poda

Para mantener una planta de Coffea Arabica saludable y productiva, es importante realizar podas periódicas. La poda ayuda a eliminar las ramas secas, flores marchitas e inútiles, así como a promover un crecimiento vertical más fuerte y estable. La primera poda debe realizarse cuando la planta tiene aproximadamente 3 o 4 años.

La técnica de poda más común es la poda selectiva, que consiste en eliminar ramas que no están produciendo frutos o que presentan signos de enfermedad. Para ello, siga estos pasos:

  1. Identifique las ramas que necesitan ser cortadas.
  2. Utilice una herramienta de corte adecuada y bien afilada para realizar cortes limpios.
  3. Realice los cortes en un ángulo de 45 grados, unos 5mm por encima de un brote hacia el exterior de la planta.
  4. Desinfecte las herramientas de corte entre cortes para evitar la propagación de enfermedades.

En el caso de plantas más jóvenes, es recomendable realizar una poda de formación para darle a la planta la estructura adecuada. Esto incluye la reducción de ramas laterales, permitiendo un mayor crecimiento vertical.

Renovación de Ramas Viejas

Con el tiempo, las ramas de la planta de Coffea Arabica pueden envejecer y perder su capacidad de producción de frutos. Es necesario renovar estas ramas viejas y estimular el crecimiento de ramas jóvenes y productivas.

Para ello, se puede llevar a cabo una poda de renovación cada 3-4 años, centrada en la eliminación de las ramas alejadas del tronco y aquellas que presentan signos de envejecimiento o menor producción de granos de café. A continuación, le indicamos cómo llevar a cabo la renovación de ramas viejas:

  1. Identifique las ramas viejas y con baja productividad.
  2. Seleccione un tercio de estas ramas para ser eliminadas.
  3. Realice cortes limpios, siempre en ángulo de 45 grados y a unos 5mm por encima de un brote hacia el exterior de la planta.
  4. Repita este proceso anualmente o cada dos años.

Fases de Crecimiento

De la Floración a la Fructificación

En esta sección, nos enfocaremos en el proceso que va desde la floración hasta la fructificación en la planta de café Coffea Arabica.

Floración: La floración ocurre en primavera, y las flores son de un color blanco brillante. Estas flores eventualmente darán lugar a los frutos, que contienen los granos de café. La floración es un evento crucial en el ciclo de vida de la planta, ya que un buen número de flores afectará directamente la cantidad de frutos y granos de café que se producirán.

Frutos: Después de aproximadamente 6-8 semanas de la floración, los frutos, también conocidos como bayas, comienzan a desarrollarse. Estas bayas son inicialmente verdes y se vuelven rojas cuando maduran. Los frutos maduros contienen dos semillas o granos de café, que son la parte más importante de la planta en términos de producción de café.

A continuación, se presenta una lista con algunas características adicionales relevantes de la planta de café Coffea Arabica:

  • Hojas: Las hojas de la planta de café son de un verde profundo y brillante. Estas hojas juegan un papel importante en la fotosíntesis, que es esencial para el crecimiento y la producción de granos de café.
  • Altura: La planta de café generalmente alcanza una altura de 2 a 3 metros, aunque algunos árboles pueden crecer hasta 5 metros. El crecimiento en altura es importante, ya que permite a la planta soportar más flores y, por lo tanto, una mayor cantidad de frutos y granos de café.
  • Cosecha: La cosecha de los granos de café generalmente ocurre cuando las bayas han madurado y adquieren un color rojo. Dependiendo del clima y las condiciones de cultivo, esto puede ocurrir en cualquier momento entre 7 y 11 meses después de la floración.
riego de la planta de café

Cosecha y Producción

La cosecha de los granos de café es un proceso meticuloso que juega un papel crucial en la calidad final del producto. Las plantas de Coffea Arabica producen semillas que contienen cafeína y son la base de la producción mundial de café.

El proceso de cosecha generalmente comienza cuando las cerezas de café alcanzan un color rojo brillante. En ese momento, es cuando sabemos que los granos de café en su interior están listos para ser recolectados. La cosecha puede realizarse de dos maneras: mediante la recolección manual o utilizando máquinas cosechadoras. La recolección manual permite una selección más cuidadosa de las cerezas maduras, lo que contribuye a una mayor calidad del café producido.

Una vez cosechadas las cerezas de café, es necesario extraer los granos de su interior. Para ello, se utilizan dos métodos principales: el método húmedo y el método seco. En el método húmedo, se emplea agua para separar la pulpa y la piel de los granos, mientras que en el método seco, las cerezas se dejan secar al sol durante varios días antes de separar el grano. Ambos procesos tienen sus ventajas y dependiendo de las condiciones y recursos disponibles, se opta por uno u otro.

Posteriormente, los granos secos se seleccionan y clasifican según su tamaño, color y calidad. Luego, se tuestan y muelen para obtener el producto final que conocemos como café.

En cuanto a la producción mundial de café, Brasil y Colombia son los principales productores de Coffea Arabica. Brasil es el mayor productor del mundo, con un volumen de producción que representa aproximadamente un tercio del total global. Colombia, por su parte, es el tercer mayor productor y es bien conocida por la calidad y el sabor de su café.

Para cuidar de una planta de café arabica en casa, asegúrate de mantener el suelo húmedo pero no empapado. Proporcione fertilización adecuada y asegúrese de que la planta tenga acceso a la humedad necesaria. Preste atención a las condiciones de luz, temperatura y humedad para lograr un crecimiento óptimo.

La planta de café arabica prefiere luz solar indirecta o sombra parcial. Evita la exposición directa a la luz solar intensa, ya que puede dañar las hojas de la planta. También es importante protegerla de posibles heladas.

Para mantener la humedad adecuada en la tierra, riega la planta de café arabica regularmente, pero no excesivamente. El suelo debe mantenerse húmedo, pero nunca empapado. La frecuencia de riego puede variar según las condiciones ambientales, como la temperatura y la humedad en el hogar.

Para mantener las hojas de la planta de café verdes y saludables, es importante proporcionar la cantidad adecuada de agua, evitar la exposición directa al sol y vigilar el nivel de humedad en el ambiente. Un sustrato bien drenado también ayudará a prevenir la acumulación excesiva de agua, lo cual podría provocar que las hojas se vuelvan marrones.

La Coffea arabica prospera en suelos ricos y bien drenados, que pueden retener la humedad sin empaparse. Una mezcla de sustrato adecuada podría incluir tierra de jardín, turba y perlita o vermiculita. Asegúrate de proporcionar fertilizantes a lo largo del año para mantener la planta bien nutrida.

La planta de café arabica prefiere temperaturas cálidas, que oscilan entre los 15 y 24 grados Celsius. Si las temperaturas caen por debajo de los 13 grados Celsius, la planta puede sufrir daños. Además, la planta de café requiere un ambiente húmedo, por lo que es recomendable mantener una humidificación constante alrededor de la planta, si las condiciones en el hogar no son naturalmente húmedas.

Compartir esta publicación:
Tienda de plantas online
10% de descuento en tu primera compra!

Suscribete a nuestro #UrbangreenClub y recibe tu cupón de descuento para tu primera compra! 

Formulario de Suscripción

Plantas en rebajas
Ultimos post
Guías de cuidados
Carrito de compra