Envío gratuito a partir de 49,00€ (sólo válido en la península)

Cómo hacer tu propio abono orgánico casero para plantas en casa

Si eres un apasionado de la jardinería, seguro entiendes la importancia de brindar a tus plantas los nutrientes esenciales para su óptimo crecimiento y desarrollo. Si bien el mercado está saturado de productos que ofrecen hacer maravillas por tus plantas, muchos de ellos contienen químicos que podrían no ser del todo beneficiosos para la salud de tu jardín.

Por ello, te proponemos una alternativa ecológica: ¿y si te decimos que puedes hacer tu propio abono orgánico casero? Sí, eso es correcto. No solo te ahorrarás dinero, sino que además estarás seguro de lo que alimentas a tus plantas.

A continuación, te ofreceremos una guía detallada sobre cómo hacer este abono y las razones por las cuales es la elección ideal para los verdaderos amantes de la naturaleza.

abono orgánico casero para plantas en casa

Abono organico casero: Guia paso a paso

¿Qué es el abono orgánico?

Antes de sumergirnos en la elaboración de abonos, es esencial comprender a fondo qué es el abono orgánico. En esencia, el abono orgánico es un fertilizante de origen natural que proviene de la descomposición de materiales orgánicos, tales como hojas caídas, ramas, frutas desechadas, restos de verduras, cáscaras de huevo, y otros residuos biodegradables.

Este tipo de abono es una rica fuente de alimentación para las plantas, ya que no solo contiene nitrógeno, fósforo y potasio – los tres principales nutrientes que requieren las plantas – sino también una variedad de otros minerales esenciales que fomentan un crecimiento sano y robusto.

¿Por qué elaborar tu propio abono orgánico casero?

Optar por crear tu propio abono orgánico en casa trae consigo una serie de ventajas notables:

  1. Economía: Al hacerlo tú mismo, evitas el gasto recurrente en fertilizantes comerciales, lo que se traduce en un ahorro significativo a largo plazo.

  2. Conocimiento de ingredientes: Al ser el arquitecto de tu compost, tienes la certeza de qué se incluye en él. Esto garantiza que tus plantas estén libres de exposición a químicos indeseados o tóxicos.

  3. Eco-amigable: Elaborar abono en casa es una estrategia verde que beneficia al planeta. No solo reduces la necesidad de productos comerciales, que a menudo vienen en envases no biodegradables, sino que también minimizas la cantidad de residuos orgánicos que podrían terminar en vertederos.

Consejo adicional: A la hora de hacer compost, es vital garantizar una buena mezcla de materiales ricos en carbono (como ramas y hojas secas) y aquellos ricos en nitrógeno (como restos de comida). Esta combinación acelera el proceso de descomposición y resulta en un abono de alta calidad. ¡No olvides revolcar tu compost de vez en cuando para oxigenarlo!

Por que elaborar tu propio abono organico

¿Qué materiales necesitas para hacer tu propio compost casero?

Elaborar tu propio abono orgánico es más sencillo de lo que parece, especialmente cuando ya se tienen a mano muchos de los ingredientes esenciales. A continuación, te presentamos una lista de materiales que, con seguridad, encontrarás en tu hogar o podrás obtener sin complicaciones:

  • Restos de frutas y verduras: Aquellas partes que no consumes, como cáscaras y tallos, son perfectas.
  • Cáscaras de huevo: Trituradas, aportan calcio al compost.
  • Café molido: Los posos del café enriquecen el compost con nitrógeno.
  • Hojas secas: Son una excelente fuente de carbono y ayudan a equilibrar los componentes verdes ricos en nitrógeno.
  • Ramas y poda de árboles: Aportan estructura al compost y ayudan a airear la mezcla.
  • Césped cortado: Un aporte verde, rico en nitrógeno.
  • Paja: Ideal para oxigenar el compost y mantenerlo aireado.
  • Papel y cartón: Preferiblemente sin tintas tóxicas, es una fuente adicional de carbono.

Beneficios del abono orgánico casero

El abono orgánico no solo es una alternativa sostenible, sino que también brinda numerosos beneficios a tu jardín y al medio ambiente:

  1. Naturalidad garantizada: A diferencia de los fertilizantes sintéticos, el compost orgánico no tiene químicos artificiales que puedan ser perjudiciales para tus plantas o el entorno.

  2. Enriquecimiento del suelo: Proporciona nutrientes esenciales y potencia la actividad microbiana beneficiosa. Estos microorganismos son vitales para descomponer materia orgánica y liberar nutrientes de manera gradual.

  3. Protección del suelo: Reduce la erosión, mantiene la humedad y garantiza un equilibrio nutricional adecuado. Un suelo bien estructurado permite un mejor desarrollo de las raíces.

  4. Mantén la esencia de lo orgánico: Si estás comprometido con la jardinería o agricultura orgánica, el compost es esencial. Garantiza que tus cultivos se nutran de forma natural y coherente con una filosofía respetuosa con el medio ambiente.

Consejo adicional: El proceso de compostaje es aeróbico, lo que significa que necesita aire. Es importante voltear o mezclar el compost regularmente para asegurarse de que reciba suficiente oxígeno, evitando así malos olores y asegurando una descomposición eficiente.

Cómo preparar abono orgánico casero: Una guía detallada

El abono orgánico no solo nutre y revitaliza tu jardín, sino que también es un paso hacia la jardinería sostenible y consciente. Convertir tus desechos en ricos nutrientes para tus plantas es un proceso gratificante. Aquí te ofrecemos una guía paso a paso, llena de consejos y trucos, para que te conviertas en un experto en compostaje casero.

Ingredientes

  • Desperdicios de comida: Restos de frutas y verduras que ya no consumirás.
  • Residuos verdes: Hojas frescas, hierbas y césped cortado.
  • Residuos marrones: Hojas secas, ramas trituradas y papel sin tintes ni químicos.
  • Estiércol de animales: Preferiblemente de animales herbívoros como caballos, vacas o pollos.
  • Agua: Esencial para mantener la humedad adecuada.

Instrucciones detalladas

  1. Selecciona un contenedor: Puede ser una compostera comercial o un simple contenedor de madera o plástico con agujeros para la ventilación.

  2. Preparación de los materiales: Tritura o corta en pequeños trozos los desechos más grandes. Esto facilita y acelera su descomposición.

  3. Capa inicial: Coloca una capa de ramas en el fondo para favorecer la circulación del aire.

  4. Capa de desperdicios de comida: Encima de las ramas, agrega los restos de frutas y verduras.

  5. Capa de residuos verdes y marrones: Alterna entre residuos frescos y secos para equilibrar la humedad y aportar carbono y nitrógeno al compost.

  6. Aportación de estiércol: Esta es una fuente rica en nitrógeno. Si no tienes, puedes sustituirlo por lombrices rojas, que aceleran la descomposición y enriquecen el compost.

  7. Mantenimiento de la humedad: El compost debe tener la humedad de una esponja exprimida. Agrega agua ocasionalmente para mantenerla, pero evita encharcar.

  8. Gira el compost regularmente: Al menos una vez por semana, revuelve el compost para introducir aire y asegurar una descomposición uniforme.

  9. Maduración: Tras varios meses, el compost debería adoptar un aspecto oscuro, una textura desmenuzable y un olor a tierra. En ese momento, tamiza para separar los restos no descompuestos.

  10. Almacenamiento: Guarda el compost maduro en un contenedor seco y oscuro hasta su uso.

Ingredientes adicionales y consejos

  • Cáscaras de huevo: Aplástalas y agrégalas al compost. Aportan calcio y equilibran el pH.
  • Aserrín: Ideal para aportar carbono, pero asegúrate de que no provenga de maderas tratadas químicamente.
  • Maleza: Puede ser fuente de nutrientes, pero ¡cuidado! Asegúrate de no agregar plantas enfermas o con semillas.
  • Evita: Carnes, lácteos y aceites. Atraen plagas y despiden malos olores durante la descomposición.

Nota final: Recuerda que el compostaje es tanto un arte como una ciencia. Observa, aprende y ajusta el proceso según las necesidades de tu pila de compost. Con el tiempo, desarrollarás un sentido intuitivo sobre qué necesita tu compost y cuándo. ¡Disfruta de este viaje hacia la jardinería sostenible!

Como preparar abono organico en casa Una guia detallada

Cómo aplicar adecuadamente el compost casero en tus plantas

La correcta aplicación del abono orgánico es tan crucial como su elaboración. A continuación, te ofrecemos una guía más detallada sobre cómo utilizar tu compost de manera efectiva y maximizar sus beneficios para tus plantas:

1. Evaluación del abono:

  • Madurez: Asegúrate de que el compost esté bien descompuesto y maduro. Un abono oscuro, sin restos reconocibles y con olor a tierra es un indicativo de que está listo para usar. Utilizar un compost inmaduro puede liberar compuestos dañinos para las plantas.

2. Método de aplicación:

  • Capa superficial: Espolvorea una capa de abono orgánico sobre la superficie del suelo alrededor de tus plantas, sin amontonarlo alrededor del tronco o tallo. Esta técnica es excelente para conservar la humedad y prevenir la proliferación de maleza.

  • Incorporación al suelo: Durante la preparación de nuevas camas de jardín o antes de plantar, mezcla el abono con los primeros 5-10 cm del suelo para enriquecerlo.

  • Té de compost: Sumerge el abono en agua durante 24-48 horas. Luego, utiliza esta agua rica en nutrientes para regar tus plantas, proporcionando una inyección directa de beneficios.

3. Riego:

  • Una vez aplicado el abono, riega suavemente para ayudar a que los nutrientes penetren en el suelo y lleguen a las raíces.

Consejos avanzados para un compostaje efectivo

  • Relación carbono-nitrógeno: Mantén un equilibrio entre materiales ricos en carbono (marrones) y ricos en nitrógeno (verdes). Idealmente, busca una proporción de 30 partes de carbono por 1 de nitrógeno.

  • Tamaño de los materiales: Trocea o tritura los materiales más grandes antes de añadirlos al compost. Esto acelera el proceso de descomposición.

  • Control de plagas: Cubre tu pila o contenedor de compost con una malla o tela para evitar que insectos o animales accedan al abono.

  • Temperatura y humedad: Monitoriza la temperatura de tu pila de compost. Un compost caliente (alrededor de 60°C) acelera la descomposición y elimina patógenos y semillas de malezas. Además, asegúrate de que esté húmedo como una esponja bien exprimida.

El abono orgánico es un aliado imprescindible para cualquier jardinero. Proporciona nutrientes esenciales, mejora la estructura del suelo y promueve la salud general de las plantas. Dedica tiempo a aprender y perfeccionar tus técnicas de compostaje y aplicación, y observa cómo tu jardín prospera como nunca antes. ¡El esfuerzo vale la pena!

Compartir esta publicación:
Tiempo de Lectura: 6 minutos
Tienda de plantas online
10% de descuento en tu primera compra!

Suscribete a nuestro #UrbangreenClub y recibe tu cupón de descuento para tu primera compra! 

Formulario de Suscripción

Plantas en rebajas
Ultimos post
Guías de cuidados

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No tienes ningún producto en tu carrito

Seguir comprando