Suscríbete a consigue 10% de descuento en tu primera compra! - Envíos a toda España

Esta planta a menudo es conocida por el nombre Polyscias o más comúnmente como Aralia. Esto proviene de la familia Araliaceae, que de esta familia también podemos conocer variedades como la Hedera Helix, Fatsia y Travesa. La palabra polyscias proviene del idioma griego, donde poly significa muchos y scias significa sombra. Es decir muchas sombras.  Esto significa que las Aralias ofrecen mucha sombra debajo de sus grandes hojas. ¡Pero esto no significa que tu planta de Aralia deba estar a la sombra! Todo lo que necesitas saber de sus cuidados y muchos más tips los encontrarás en el siguiente artículo: 

Aralia cuidados ¿Qué debó hacer?

Planta Aralia cuidados

Origen de la Planta Aralia

El nombre Aralia emplumada indica hojas pinnadas, aunque la Aralia emplumada Fabian, por ejemplo, tiene hojas grandes y redondas. Sin embargo, la mayoría de las especies de Aralia tienen hojas finas y delicadas. Es originaria de África, Asia y también se pueden encontrar alrededor del Océano Pacífico. Las plantas de interior Aralia ofrecen un hermoso follaje verde, amarillo y blanco.

La Aralia (Polyscias) es una planta de interior que no requiere de muchos cuidados. Dentro de todas las variedades de esta planta podemos destacar: 

  • Aralia fragrans
  • Aralia frodiniana
  • Aralia gigantea
  • Aralia gintungensis
  • Aralia melanocarpa
  • Aralia merrillii
  • Aralia mexicana
  • Aralia montana
  • Aralia nguyen-taoi
  • Aralia nudicaulis – Aralia pequeña
  • Aralia parasitica
  • Aralia plumosa
  • Aralia racemosa – Aralia americana
  • Aralia regeliana
  • Aralia rex

Riego de la planta

El suelo de las Aralias siempre debe permanecer ligeramente húmedo sin que el suelo se seque por completo. Se puede controlar la humedad de la planta controlando simplemente el sustrato. Una técnica muy fácil de aplicar es moviendo un poco la tierra para ver si debajo de la primera capa está húmeda. Cuando la temperatura es baja, hay menos luz del día y en los periodos invernales, la  Aralia necesita menos agua. En estos momentos es necesario que regamos la planta con menos frecuencia.
La cantidad de agua depende tanto de la temperatura como de la intensidad de la luz.  En las épocas de verano es recomendable regar con más frecuencia. 

Un buen control de la frecuencia del riego es si la tierra de la maceta todavía está muy húmeda después de 4 días, entonces la planta no necesita agua. ¿Ya se secó el suelo? Entonces es momento de regar nuestra planta. Al regar, nos tenemos que asegurar que no se acumule agua en la base de la maceta. Porque si se acumula agua en la base de nuestra planta, las raíces pueden pudrirse y nuestra Aralia morirá.

Otra cosa a tener en cuenta con el riego de las Aralias es que pueden ser muy sensibles al exceso de cal. Lo mejor es usar agua de lluvia para regar. Si nuestra planta la regamos con agua con demasiada cal, mostrará residuos de cal en las hojas.

En invierno, lo mejor es regar una vez cada 4 semanas. En verano una vez cada 2 semanas.

Maceta con sistema de riego

Si tienes tu Aralia en una maceta de Autoriego, la frecuencia cambia. debemos regar nuestra planta una vez cada tres semanas aproximadamente hasta que se mueva el indicador de nivel de agua. Cuánto más pequeña sea la cantidad que marca este indicador, mejor será para nuestra planta de Aralia.

Pulverizar con agua

La Aralia es una planta de interior que aprecia la alta humedad. Es recomendable pulverizar regularmente las hojas de nuestra planta, porque con poca humedad existe la posibilidad de que la aralia debilite sus hojas. Los niveles bajos de humedad pueden generar hojas marrones y perder su característico tamaño ornamental.

Temperatura y luz

Lo mejor es tener nuestras Aralias en un lugar de mucha luz o en un lugar parcialmente sombreado sin luz solar directa. Al colocar Aralia junto a la ventana del lado sur, mantenga una distancia de 3 metros. Poco a poco puedes acercar nuestra planta a la ventana así evitamos una demasiada exposición a la luz directa.

Además tenemos que tener en cuenta que la Aralia, como muchas otras, es una planta que no le gusta cambiar de ubicación. Eso significa que es mejor poner el en un lugar permanente. Evitar poner en un lugar de la casa con poca iluminación porque esto hará que el crecimiento de nuestra planta disminuya notablemente.

Temperatura ideal

  • Durante el día: 15
  • Por la noche: 12

Estas son temperaturas ideales para esta variedad de plantas, lo que no significa que no se adapten a otras temperaturas. Siempre y cuando la diferencias de temperaturas no sean grandes.

¿Cómo y cuándo debo trasplantar una Aralia?

La mejor época para trasplantar tu Aralia es en primavera o cuando notamos que la maceta se vuelve demasiado pequeña. Eso puede ser después de un año, pero lo ideal es una vez cada dos años. Siempre recomendamos la primavera para trasplantar, porque en el proceso de cambio de maceta podemos dañar algunas raíces, pero en esta época normalmente nuestra planta está en crecimiento y es más fácil que pueda recuperarse más rápido.

Al momento de elegir nuestra nueva maceta debemos tener en cuenta de que sea al menos un 20 % más grande que la maceta más antigua. Puede usar tierra para plantas de interior normal para trasplantar, como la que puedes conseguir en nuestra colección de accesorios para plantas.

No es recomendado colocar arcilla expandida en el fondo de la maceta. Ya que puede acumular mucha cantidad de agua en el fondo y ser alcanzada fácilmente por las raíces y, por lo tanto, nuestra planta es probable que se pudriera.

Una maceta más grande estimula el crecimiento de la planta Aralia. También aumenta la salud de la planta y crea un mayor suministro de agua ya que el suelo puede almacenar más agua. 

¿Debo usar Abono con esta planta?

Solo es necesario abonar la Aralia en primavera o verano, pero definitivamente no en invierno. En los meses de invierno, apenas crece porque esta planta de interior disfruta del descanso. Recomendamos el uso de Abono líquido universal, siempre respetando las indicaciones de uso del producto y evitando excedernos, Demasiado abono dañará nuestra planta.

¿Cuándo podar una Aralia?

Si notamos que nuestra Aralia crece demasiado rápido o quieres mantenerla en un tamaño, puedes podarla pero siempre teniendo mucho cuidado con el tronco principal de la planta, lo mejor es hacerlo en primavera o verano. También es muy recomendable podar brevemente para el otoño para permitir que llegue más luz al corazón de la planta en invierno.

¿Tiene flor?

Hay muchas de las variedades de Aralias que tienen hermosas flores, pero lamentablemente las variedades más populares para el interior de casa, es muy poco probable de que puedan florecer.

¿Es venenosa?

La Aralia no es venenosa para humanos y para ningún tipo de animales. Así que no tienes que preocuparte en este sentido.

Enfermedades, plagas y problemas comunes

La Aralia es naturalmente muy sensible a las enfermedades. Debido a su necesidad de luz y humedad, la Aralia es propensa a los pulgones, cochinillas y ácaros. Estos son fáciles de tratar cuando los detectamos a tiempo. Lo primero que debemos hacer es aislar nuestra planta para evitar que se contagie a otras plantas de su alrededor. Luego lo mejor será combatir este problema con algún producto indicado para cada tipo de plaga y lavando muy bien sus hojas, teniendo mucho cuidado de no dañarlas.

La pulverización frecuente elimina el polvo de las hojas. La eliminación de polvo le brinda dos beneficios, primero se ve mejor. En segundo lugar, las hojas libres de polvo reciben más luz del día. Esto le da a la hoja un color verde intenso.

La Aralia puede tener manchas blancas calcáreas en las hojas. En este caso, lo mejor es utilizar agua de lluvia o agua descalcificada para poder evitar este problema común.

Si notamos que nuestra Aralia tienen bordes marrones en sus hojas, muestra que el lugar no tiene la humedad suficiente, para solucionar debemos evitar las corrientes de aires y pulverizar sus hojas con más regularidad

Debido a que la intensidad de la luz cambia en primavera y otoño, nuestra Aralia puede desarrollar hojas amarillas. Algunas hojas amarillas no son malas y solo debe preocuparse si más del 15% de la planta de interior tiene hojas amarillas. Esto significa sin dudas que la planta está recibiendo poca luz, así que lo mejor será moverla a un lugar más luminoso de la casa.

Deja una respuesta

Carrito de la compra 0
image/svg+xml

No tienes ningún producto en tu carrito

Seguir comprando