Suscríbete a consigue 10% de descuento en tu primera compra! - Envíos a toda España

La palmera Kentia sin dudas es una de las plantas de interior más populares del mundo. Esta palma de interior tiene todo lo necesario para ser una variedad perfecta para nuestro hogar, tolera la sombra, el frío y no crece de una forma abrumadora.
Bajo unas condiciones ideales, esta planta crecerá de forma paulatina hasta convertirse en una magnifica planta para decorar nuestros interiores, o incluso nuestros exteriores.
Originalmente su origen proviene de las islas del Pacifico sur, suele venderse en un tamaño intermedio, con múltiples tallos y un hermoso follaje, que le dan esa elegancia característica de esta planta.

Como te hemos dicho es una planta muy tolerante y fácil de cuidar si tienes en cuenta algunos detalles. A continuación, encontrarás una guía completa para aprender cuidados, enfermedades o problemas que puede tener esta variedad de palmera.

Todo lo que debes saber sobre la Kentia
Guía de cuidados Kentia

Cómo cuidar la palmera Kentia? Tips básicos

Para mantener en las mejores condiciones tu Kentia, debes pensar en climas tropicales. Para que tu planta crezca de manera óptima, tenemos que tratar de imitar sus condiciones naturales ideales. Esto significa mantenerla en temperaturas templadas, evitando los cambios bruscos y en un entorno con humedad. Esta palmera se desarrolla mucho mejor en lugares de sombra, lo cual puedes poner esta planta en cualquier ambiente de tu hogar.
Una vez que ya lleves un tiempo con la planta, los cuidados son prácticamente nulos. Solo nos tenemos que asegurar de limpiar sus hojas esporádicamente, evitar los trasplantes innecesarios, y las podas excesivas. Pero no te preocupes te lo explicamos mejor a continuación:

Luz

Las palmas de Kentia, como lo hemos dicho anteriormente, son plantas que se desarrollan mucho mejor en zonas con luz indirecta. No es recomendable exponer nuestra palmera a los rayos de sol directo, es muy probable que las hojas se quemen.
Aunque es una planta que puede desarrollarse en lugares de muy poca luz, obtendrá más follaje y vitalidad si recibe luz indirecta como lo hemos indicado. Así que lo mejor es tratar de que nuestra palmera reciba entre 6 y 8 horas de buena luz al día.

Tierra o sustrato

Es una palmera que no es muy exigente con el tipo de tierra o sustrato que se utilice. Se pueden adaptar muy fácilmente a diferentes tipos de suelos, como mezclas de arcillas y arena. Sin embargo en este aspecto es muy importante que la Kentia tenga un buen drenaje, ya que es muy susceptible a que sus raíces se pudran.

Riego

Siempre debemos prestar atención a que nuestra Kentia esté bien hidratada, pero esto no quiere decir encharcada. El riego de esta variedad de palmera lo podemos hacer semanalmente en las épocas de verano y primavera. En las épocas más frías del año (como en casi todas las plantas) debemos bajar un poco la frecuencia de riego, lo ideal sería una vez cada dos semanas, pero siempre es mejor observar el sustrato que no indicara exactamente cuándo debemos regarla. Muchas veces las puntas marrones en las hojas de la kentia son un buen indicativo de que nuestra planta necesita más agua.

Temperatura y humedad

Debido a sus orígenes tropicales, la Kentia es una palmera que prefiere climas cálidos y mucha humedad, aunque es una planta que se adapta muy bien y muy resistente. La Kentia puede soportar temperaturas bajas, pero sin dudas se mantendrá muy bien en ambientes más cálidos.
Para poder imitar las condiciones de humedad natural, es recomendable cada tanto rociar sus hojas por lo menos una vez a la semana. ¡Esto sin duda le encantará a tu Kentia!.

Abono

En las épocas de primavera y verano se puede abonar, especialmente con abonos líquidos o abonos de liberación lenta específico para palmeras o puedes utilizar algún abono universal. Siempre decimos que la utilización de abonos puede ser muy positiva, pero si lo utilizamos en exceso puede ser todo lo contrario, así que no lo utilices en exceso.

Estas palmeras son propensas a déficit de Potasio, que lo podemos observar como necrosis en las puntas de las hojas. Así que si ves este problema en tu Kentia, te recomendamos el uso de algún suplemento rico en potasio pero de liberación controlada.

Plagas y enfermedades en la Kentia

Como ocurre en muchas plantas de interior, las cochinillas y los ácaros son las plagas más comunes, y por supuesto la Kentia no está exenta a estos problemas. A continuación te ayudamos con consejos para poder solventar estos problemas:

Cochinilla

Una de las plagas más comunes, que puede ser muy perjudicial para nuestra palmera si no la detectamos a tiempo. Si observamos que las hojas de nuestra kentia tiene pequeños bichitos blancos, puede que estemos en presencia de esta plaga.
Lo primero que debemos hacer, es aislar esta planta del resto, ya que se propaga muy rápido entre las plantas, y no queremos que se pasen a las otras. Al momento de tratar la planta contra esta plaga, lo recomendable es como primera medida lavar muy bien las hojas con agua y jabón. Lo siguiente que debemos hacer es tratar con fitosanitarios específicos para este tipo de plaga en un ambiente aireado, para evitar problemas.
La duración del tratamiento recomendado depende del producto que utilices, pero siempre sigue las instrucciones y utiliza un producto específico para este tipo de plagas.
Existen muchos remedios caseros para combatir este problema, pero bajo ningún concepto apliques alcohol a las hojas de tu kentia, ya que este producto las quema.

Hongos

Normalmente la aparición de hongos en la tierra de nuestra planta es debido a un exceso de agua. Puede ser un problema muy grave para nuestra planta aunque parezca inofensivo. Para solucionar este problema simplemente, baja la frecuencia de riego, hasta que desaparezcan por completo.

Araña Roja

Otra plaga muy común entre las plantas de interior. Podemos darnos cuenta de esta planta por la aparición de telas de arañas o por la aparición de pequeñas arañas rojas en las hojas de nuestra planta. Para poder solucionarlo solo debemos limpiar las hojas con agua para eliminar todas las telas de araña, y luego aplicar un fitosanitario específico para este problema.

¿Cómo recuperar una Kentia? : Otros problemas comunes

Kentia con hojas marrones o puntas secas

Cuando nuestra Kentia presenta este problema, es probable que no haya recibido un suficiente riego y esté seco, o por que ha estado en un ambiente muy cálido. Para poder solucionar este problema común simplemente corte las hojas secas o marrones y controle la frecuencia de riego y su humedad del ambiente.

Kentia con hojas amarillas

Otro problema que está relacionado con el riego de la palmera o por exceso de abonos. Si estamos en la época de abonar nuestra Kentia debemos disminuir la dosis que le estamos dando. En el caso de que no la estamos abonando y observamos que las hojas se ponen amarillas, seguramente tu palmera esté recibiendo poca agua, así que controla la frecuencia del riego y la humedad del ambiente.

Trasplantar la Kentia

Se recomienda trasplantar la Kentia cada 2 o 3 años, aproximadamente. No es algo totalmente necesario, pero si lo vas a hacer, debes tener en cuenta algunos detalles.
Lo primero es elegir una maceta que sea profunda y más grande que la actual, así sus raíces pueden propagarse adecuadamente. Lo recomendable es trasplantar a principios de la primavera, para que le demos tiempo a aclimatarse y poder crecer antes de la llegada del invierno.
Es muy importante evitar compactar la tierra, para obtener un buen drenaje. Un buen consejo es utilizar algún tipo de grava en el fondo de la maceta. Si tus palmeras son pequeñas puedes plantar varias en una misma maceta, para poder incrementar el efecto frondoso.

Tienes dudas o preguntas sobre tu planta Kentia?

Si tienes alguna pregunta sobre el cuidado o simplemente te gusto nuestra guía, por favor dejamos un comentario! Nuestro equipo de jardineros de Urbangreen estará encantado de ayudarte con tus consultas. 

¡Comparte este articulo con tus amigos!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Pinterest
Deja una respuesta

Carrito de la compra 0
image/svg+xml

No tienes ningún producto en tu carrito

Seguir comprando