Envío gratuito a partir de 49,00€ (sólo válido en la península)

¿Cómo hacer un jardín de hierbas en tu cocina?

¿Eres un amante de la cocina y te encanta experimentar con diferentes sabores? Si es así, probablemente sepas que las hierbas frescas, son una parte importante de la mayoría de las recetas.

Ya sea que estés haciendo una salsa, un aderezo, un guiso o cualquier otra cosa, las hierbas pueden mejorar el sabor de tus comidas y agregar un toque de frescura. ¿Pero qué hacer si no tienes acceso a estas especias? La solución es crear un jardín de hierbas en tu cocina

En este artículo, te mostraremos paso a paso, cómo puedes crear tu propio jardín de hierbas en tu cocina y disfrutar de hierbas frescas todo el año. Así que no te muevas de ahí, y lee hasta el final para saber que tipos de hierbas son más fáciles de cultivar, frecuencias de riego, tiempo necesario para su crecimiento y ¡mucho más!

Mantén tus plantas aromáticas perfectas

¿Cómo hacer un jardín de hierbas en tu cocina?

Consejos importantes para crear un jardín de hierbas

Tener hierbas frescas a la mano, significa que no tienes que gastar dinero en hierbas secas costosas y puedes disfrutar de los beneficios de las hierbas frescas en cualquier momento que quieras. Pero hay ciertos puntos importantes que debemos tener en cuenta si queremos tener éxito con nuestro jardín.

Por eso te daremos una serie de consejos importantes para poder realizar un jardín de hierbas exclusivo en tu cocina sin morir en el intento:

1. Encuentra el lugar adecuado

El primer paso para cultivar un jardín de hierbas en tu cocina es encontrar el lugar correcto para hacerlo. 

Busca un lugar cerca de una ventana que reciba luz solar directa durante al menos algunas horas al día y que tenga suficiente espacio para las macetas. 

Idealmente, deberías elegir una ventana soleada o un área cerca de una ventana. También es importante encontrar un lugar donde tus plantas no estén expuestas a corrientes de aire frío.

2. Elige las hierbas adecuadas

Una vez que hayas encontrado el lugar perfecto para tu jardín, debes elegir qué hierbas deseas cultivar. 

Algunas de las hierbas más populares para cultivar en interiores son el cilantro, el perejil, la albahaca, el orégano, la menta y el tomillo.

Asegúrate de elegir hierbas que disfrutes usar en tus comidas y que se adapten a las condiciones de tu hogar.

3. Consigue las macetas adecuadas

Para cultivar tus hierbas en interiores, necesitarás macetas adecuadas. Las macetas de barro son una buena opción, ya que permiten que las raíces respiren y ayudan a mantener el suelo húmedo. 

Asegúrate de que la maceta tenga agujeros de drenaje para evitar que el agua se acumule en el fondo. También es importante elegir macetas lo suficientemente grandes para que tus plantas tengan suficiente espacio para crecer.

4. Prepara el suelo

Antes de plantar tus hierbas, debes preparar el suelo adecuadamente. Asegúrate de utilizar una mezcla de tierra para macetas de alta calidad que contenga nutrientes esenciales para tus plantas. La tierra debe estar suelta y no compactada, para que tenga un buen drenaje a la hora de regar o fertilizar.

5. Planta tus hierbas aromáticas preferidas

Una vez que tienes todo lo necesario, es hora de plantar tus hierbas. La plantación de las semillas no es una ciencia muy complicada. Para plantar tus hierbas, solo debes llenar las macetas con tierra y haz un pequeño agujero en el centro de la tierra. 

Coloca la planta en el agujero y presiona la tierra alrededor de la base de la planta para asegurarte de que esté bien fijada. Asegúrate de colocar cada planta en su propia maceta y de regarlas bien después de plantar. Mantén el suelo húmedo pero no empapado, y asegúrate de no regar en exceso.

6. Cuida de tus nuevas plantas aromáticas

Para mantener tus hierbas saludables y felices, es importante cuidarlas adecuadamente. Asegúrate de regarlas regularmente y de no dejar que el suelo se seque demasiado. 

Es importante podar tus hierbas regularmente para evitar que se vuelvan demasiado largas y delgadas.También fertilizarlas regularmente ayuda para asegurarte de que estén recibiendo todos los nutrientes que necesitan.

7. Usa tus hierbas en tus platos preferidos

Finalmente, has creado con éxito un jardín de hierbas en tu cocina. ¡Es hora de usar tus hierbas!. A medida que tus hierbas comiencen a crecer, podrás cortar las hojas y utilizarlas en tus comidas en cualquier momento que quieras. 

Siéntete feliz, porque tener un jardín de hierbas en tu cocina, es una excelente manera de agregar un toque de verde y vida a tu hogar. Asegúrate de no cortar demasiado de una sola planta y de no cortar más de un tercio de las hojas en una sola vez.

plantas naturales para cocinar

Consejos y Trucos Adicionales

  • Asegúrate de no sobrecargar tus macetas con demasiadas plantas. Las hierbas necesitan espacio para crecer y desarrollarse.
  • Si no tienes acceso a luz natural suficiente, considera la posibilidad de usar luces de crecimiento para ayudar a tus hierbas a crecer.
  • Si notas que tus hierbas están luchando, asegúrate de revisar la tierra y las raíces para asegurarte de que no estén sobrecargadas de agua.
  • Si deseas tener hierbas frescas en todo momento, considera la posibilidad de plantar diferentes hierbas en diferentes etapas de crecimiento para asegurarte de tener una fuente constante de hierbas frescas.

Debe regar sus hierbas regularmente y asegurarse de no permitir que la tierra se seque completamente. Dependiendo de la humedad y temperatura del lugar donde se encuentre la maceta, será más fácil que la tierra se seque, y por ende, deberás regar más frecuentemente.

Por lo general casi todas las hierbas son fáciles de cultivar, pero algunas de las hierbas se destacan por ser las más fáciles de cultivar en interiores. Estas son:

  • Albahaca
  • Cilantro
  • Orégano
  • Tomillo
  • Perejil.

 

El tiempo que tardan las hierbas en crecer, varía según la variedad de la hierba, pero por lo general tardan de 2 a 3 semanas en germinar y alrededor de 6 a 8 semanas en alcanzar la madurez.

Debes cosechar tus hierbas cuando tengan suficiente follaje para no afectar su crecimiento futuro, pero antes de que las flores comiencen a aparecer. Además, el momento del día también puede afectar la calidad y sabor de tus hierbas, por lo que es recomendable cosecharlas en las mañanas tempranas.

Sí, puedes cultivar hierbas en una ventana soleada, siempre y cuando reciban al menos 6 horas de luz solar al día.

Sí, puedes cultivar hierbas en interiores durante todo el año siempre y cuando tengas la luz y temperatura adecuadas.

En fin, crear un jardín de hierbas en tu cocina, puede ser una manera divertida y deliciosa de mejorar tus habilidades culinarias, agregando sabor y frescura a tus comidas. Es una excelente manera de agregar un toque de vida a tu hogar. 

Con los consejos y trucos adicionales que hemos compartido contigo en este artículo, estás bien encaminado para cultivar tus propias hierbas en cualquier momento del año. 

Recuerda elegir las hierbas adecuadas, encontrar el lugar adecuado, conseguir las macetas adecuadas, preparar el suelo, plantar tus hierbas, cuidarlas adecuadamente y utilizarlas en tus comidas.

¡Ahora disfruta de tu jardín de hierbas en tu cocina y experimenta con diferentes sabores y recetas!.

¿Sabías que puedes comprar tus plantas preferidas online?

Compra ahora y recíbelas en la comodidad de tu hogar!

Compartir esta publicación:
Tiempo de Lectura: 6 minutos
Tienda de plantas online
10% de descuento en tu primera compra!

Suscribete a nuestro #UrbangreenClub y recibe tu cupón de descuento para tu primera compra! 

Formulario de Suscripción

Plantas en rebajas
Ultimos post
Guías de cuidados

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No tienes ningún producto en tu carrito

Seguir comprando